Somos Prensa
Oriente Medio

El juicio de Omar Bashir de Sudán se aplazó hasta el 15 de septiembre

KHARTOUM: El juicio de Sudán del derrocado presidente Omar Bashir por el golpe de 1989 que lo llevó al poder se aplazó el martes al 15 de septiembre, dijo el juez presidente.

La sesión, que fue transmitida por la televisión de Sudán, se llevó a cabo en medio de estrictas medidas de seguridad mientras Bashir, de 76 años, y otras figuras del régimen coacusadas estaban tras las rejas en la sala del tribunal.

Después de preguntas de procedimiento y un debate sobre las precauciones contra el coronavirus en la sala del tribunal, el juez que presidía declaró que la audiencia se «aplazó hasta el 15 de septiembre».

Dando su profesión de “ex presidente de la república”, Bashir parecía estar en buenas condiciones físicas cuando apareció en una jaula de metal en la sala de un tribunal vestido con ropa blanca típica de la prisión y una máscara médica que se bajó para identificarse.

En imágenes transmitidas por la televisión estatal sudanesa, dijo que residía en la prisión de Kober de Jartum, tenía 76 años y tenía dos esposas.

Algunos de los ex asociados de Bashir aparecieron junto a él en el juicio, que se había pospuesto debido al hacinamiento en la inauguración programada el mes pasado.

Los oficiales militares derrocaron a Bashir en abril de 2019 después de meses de protestas callejeras, lo que llevó a un acuerdo de reparto del poder entre los grupos militares y civiles.

Bashir enfrenta un proceso por separado por su presunto papel en la represión de las protestas contra su gobierno, y en diciembre fue condenado en otro juicio a 2 años de prisión por cargos de corrupción.

También es buscado por la Corte Penal Internacional por cargos de presunto genocidio, crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad en Darfur.

La audiencia judicial del martes se produjo un día después de que el liderazgo de transición de Sudán firmara un acuerdo de paz con algunos de los grupos rebeldes que habían luchado contra las milicias militares y aliadas de Bashir en Darfur.

Tres grupos importantes firmaron el acuerdo, incluidas las facciones de Darfur, donde se estima que más de 300.000 personas han muerto y 2,5 millones han sido desplazadas desde 2003, y una de las regiones del sur que dicen que también fueron marginadas.

Pero dos facciones con la mayor presencia sobre el terreno en Darfur y el sur no firmaron, y el gobierno de transición con escasez de efectivo tendrá dificultades para pagar el regreso de millones de personas desplazadas y el desarrollo regional prometido en el acuerdo.

“El principal desafío al que nos enfrentamos ahora es la implementación del acuerdo de paz y encontrar donaciones para hacerlo”, dijo Jibril Ibrahim, líder del Movimiento de Justicia e Igualdad de Darfur (JEM), después de que él y los otros líderes rebeldes firmaron el acuerdo.

Sudán ha estado dividido por conflictos regionales durante décadas. Después de que el sur rico en petróleo se independizó en 2011, un declive económico gradual alimentó las protestas que expulsaron a Bashir del poder el año pasado.

Los líderes civiles y militares que han compartido el poder desde entonces dicen que poner fin a los conflictos internos es una prioridad principal en el camino hacia la democracia para el estado que alguna vez fue paria. Los analistas dijeron que el acuerdo del lunes, firmado en la capital de Sudán del Sur, Juba, era muy importante pero dejaba grandes lagunas.

.

Ver Fuente

Related posts

En el campamento de Siria, la ideología del EI moldea a los niños olvidados | Voz de America

Redacción

HSBC lanza el equipo de finanzas sostenibles y de transición en Oriente Medio

Redacción

Dos muertos y decenas de heridos en accidente de sinagoga israelí – servicio de ambulancia

Redacción

Dejar Comentario