Somos Prensa
America Latina

El ex embajador de Estados Unidos, Earl Anthony Wayne, reflexiona sobre la reunión de AMLO con Trump y América Latina

Earl Anthony Wayne se sintió atraído por el servicio exterior desde una edad temprana cuando se sintió fascinado por otros países, particularmente por cómo su cultura e historia eran diferentes a las suyas.

Comenzó a reflexionar sobre cuestiones difíciles, como cómo los países caen en ciertos estilos de gobierno. ¿Qué pasos llevaron a la adopción de una democracia, un comunismo o una dictadura?

El nativo de California llevó su deseo de aprender sobre todos los rincones del mundo y cómo pueden trabajar juntos a sus años en la educación superior.

Después de graduarse de la Universidad de California, Berkeley, obtuvo títulos de posgrado de Stanford, Princeton y la Escuela de Gobierno JFK de la Universidad de Harvard.

Una vez que terminó sus estudios, ya había decidido cuál sería la siguiente fase de su vida.

“Decidí ‘no, no quiero ser profesor’, pero me gustaría practicar tratando de que los países trabajen juntos y produzcan mejoras en el mundo”, dijo el Embajador Wayne.

Aprobar el examen para ingresar al servicio diplomático de Estados Unidos le permitió trabajar para el Departamento de Estado en múltiples misiones durante 40 años.

Sus cargos más recientes incluyen el de Subsecretario de Estado para Asuntos Económicos y Comerciales de 2000 a 2006, así como de Embajador de Estados Unidos en Argentina de 2009 a 2011.

Luego fue embajador en México de 2011 a 2015.

“La opción que estaba abierta en el momento en que terminé en México era volver a una parte del mundo muy conflictiva y pensé que tal vez me gustaría probar algo más por un tiempo”, dijo.

Se ha mantenido muy ocupado en los últimos años trabajando en el sector privado, contribuyendo a think tanks y ahora ha regresado a la academia como profesor de práctica diplomática en American University.

Wayne dice que le resulta gratificante comprometerse con el futuro de la representación de Estados Unidos en el extranjero para ayudarlos a convertirse en «la nueva energía y el espíritu innovador» en la diplomacia.

Relaciones México-Estados Unidos y reunión de AMLO con Trump

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador realizó su primera visita al extranjero el 8 de julio a Washington DC para reunirse con el presidente Donald Trump. La reunión se organizó principalmente para celebrar la entrada en vigor del acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC).

El embajador Wayne cree que ambos líderes tenían mucho que ganar con esta reunión en términos de política interna.

“Para Trump se trataba de superar parte de la imagen de cuánto ha criticado a México ya los mexicanos durante los últimos cuatro años. Y creo que desde su perspectiva demostrando que a pesar de la dura retórica, ahora había una relación viable ”, explicó.

Wayne también señaló que la actitud anterior del presidente Trump hacia México también impidió que su expresidente, Enrique Peña Nieto, lo visitara en marzo de 2018.

En 2016, Trump hizo una promesa de campaña de que México pagara por un muro que se extendía a lo largo de la frontera sur para detener la migración proveniente de ellos y de Centroamérica.

El Washington Post Informó que la reunión de 2018 fue cancelada porque Peña Nieto no accedió a declarar públicamente que su país pagaría por el muro fronterizo. El debate dejó de ser un problema una vez que AMLO asumió el cargo.

El principal conflicto entre los dos líderes norteamericanos antes de su reunión fue que en 2019 Trump había amenazado a México con aranceles para que intensificaran los esfuerzos para controlar el flujo de migración procedente de Centroamérica.

Esos aranceles nunca entraron en vigencia, pero el embajador detalló cómo ambos países pueden emparejarse para abordar las causas fundamentales que ponen a miles de personas del Triángulo Norte en la desesperada posición de tener que hacer el peligroso viaje a la frontera sur de Estados Unidos.

La primera parte de su solución es fortalecer las economías de México y los países del Triángulo Norte para que aumenten las oportunidades laborales.

El siguiente paso es comprender que muchas personas están huyendo de la violencia provocada por el tráfico internacional de drogas. Wayne reconoce aquí que se necesita un mejor sistema judicial para combatir tanto la oferta como la demanda del tráfico de drogas.

Él cree que un T-MEC bien implementado tiene el potencial de crear un buen marco para el comercio que permitirá que las economías de los tres países involucrados en el acuerdo crezcan significativamente.

El T-MEC reemplazó al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que entró en vigor en 1994 y el Embajador explicó cómo se ha modernizado el acuerdo.

«[The USMCA] creó un nuevo comité sobre la competitividad de América del Norte. El objetivo de ese comité es hablar sobre los problemas que están afectando la competitividad de Estados Unidos, Canadá y México en el mundo y qué debemos hacer juntos para enfrentarlos. Así que eso podría cubrir algunas de estas áreas de inteligencia artificial y nuevas tecnologías ”, dijo.

Más allá de esto, Wayne sugiere que la región podría mitigar los efectos que la nueva tecnología puede tener en la fuerza laboral al invertir en programas de reentrenamiento laboral y hacer que los estudiantes de secundaria se gradúen con habilidades superiores a las que se requieren actualmente.

América Latina y COVID-19

Otro tema latinoamericano reciente que Wayne discutió con AL DÍA es su manejo de COVID-19.

El virus se ha descontrolado en la región latinoamericana hasta el punto en que los presidentes de Bolivia, Brasil, Honduras y República Dominicana contrajeron el virus.

Wayne fue embajador en dos de los países más grandes de la zona y comentó las condiciones que llevaron a América Latina a convertirse en el epicentro del nuevo coronavirus.

“Fue una situación sin precedentes para América Latina. Tenías una amplia variedad de enfoques y, en algunos casos, la gente entendía lo que tenían que hacer, pero no tenían los médicos, los hospitales o el equipo para manejar esto ”, dijo.

Los dos países en los que Wayne se desempeñó como embajador en la región, México y Argentina, firmaron un acuerdo en agosto con la farmacéutica británica AstraZeneca para producir entre 150 y 250 millones de dosis de su prometedora vacuna COVID-19 para luego distribuirla en toda América Latina. .

“Sé que en el caso de Argentina, tienen un largo historial de haber realizado estas pruebas clínicas con varios países occidentales con mucho éxito y sin grandes efectos negativos. Así que supongo que esta es parte de la razón por la que la empresa estaba interesada en trabajar con estos gobiernos ”, dijo Wayne.

La Fundación Carlos Slim ayudó a asegurar este acuerdo y permitirá a los países más pobres de la región comprar dosis a un costo subsidiado y no dejarlas atrás.

Brasil y Venezuela todavía están abiertos a probar vacunas alternativas lanzadas de laboratorios en China y Rusia. El embajador cree que los dos países sudamericanos son libres de probar cualquier vacuna que deseen, pero deben tener cuidado de que no causará más daño a su gente.

.

Ver Fuente

Related posts

Unilever amplía el acuerdo con Burger King para lanzar Whopper sin carne en China y América Latina

Redacción

Comscore, equipo de MediaMath para la segmentación de anuncios en América Latina

Redacción

Mercado latinoamericano de gestión de fracturas

Redacción

Dejar Comentario