Somos Prensa
America Latina

La pandemia atrae a más pobres latinoamericanos al sistema bancario

Sonia Fierro vende libros para niños en las calles de Bogotá, Colombia. Ella gana el dinero justo para pagar sus comidas, vivienda y otros gastos gastos. Pero ella nunca ha ganado lo suficiente para la mensualidad Tarifa que son necesarios para un cuenta bancaria.

Cuando la crisis de salud pública de COVID-19 la dejó con poco dinero, Fierro descubrió que podía recibir ayuda del gobierno, pero necesitaba una cuenta bancaria. Con la ayuda de su hija, comenzó a usar un banco aplicación llamado Daviplata. Le permite a ella y a otros usuarios recibir y retirar dinero y realizar pagos.

“Es lo mejor que pudieron haber hecho porque es fácil y no cuesta nada”, dijo.

En toda América Latina, la crisis del COVID-19 ha traído un desarrollo poco probable pero esperanzador: millones de personas que nunca utilizaron los bancos tradicionales se han unido al sistema financiero debido a los servicios bancarios en línea. Los gobiernos utilizan estos servicios para brindar asistencia de emergencia y, como resultado, ha aumentado el número de personas que utilizan los bancos.

“Poder almacenar dinero, ahorrar dinero y pagar con dinero es en realidad una parte realmente importante para salir de la pobreza”, dijo Mahesh Uttamchandani. Es un experto financiero del Banco Mundial. Señaló que poder ahorrar dinero hace que una persona pueda sobrevivir mejor a las crisis económicas.

Catorce países de América Latina han utilizado herramientas financieras en línea para entregar dinero de ayuda, dice Better than Cash Alliance. El grupo es una coalición de gobiernos y organizaciones internacionales que creen que la banca por Internet reducirá la pobreza.

En Colombia, al menos 1,6 millones de personas que nunca tuvieron una cuenta bancaria se han unido al sistema financiero del país desde abril. El ochenta por ciento utiliza sistemas de internet como DaviPlata, señala Luis Alberto Rodríguez, quien dirige el Departamento de Planeación Nacional. Las autoridades dicen que el 85,9 por ciento de los colombianos ahora usa algún sistema bancario, una cifra que el gobierno no esperaba alcanzar hasta 2022.

El éxito de Colombia se debe principalmente a que el gobierno identificó rápidamente a los ciudadanos que podrían recibir ayuda, pero que no tenían una cuenta bancaria. El país también alberga varias aplicaciones bancarias. DaviPlata fue creado en 2012 por Davivienda, el tercer banco más grande del país. Los usuarios no tienen que pagar cuotas mensuales ni tener una cantidad fija de dinero en su cuenta.

Movii, otra aplicación, se lanzó hace 18 meses con 300.000 usuarios. En agosto, tenía más de 1 millón de usuarios, en su mayoría aquellos que vivían en la pobreza.

“Para los bancos, es una molestia a tender a los pobres ”, dijo el cofundador de Movii, Hernando Rubio. Dijo que la mayoría de los bancos no están interesados ​​en atender a los pobres, pero su empresa fue «creada específicamente para esto».

Los países latinoamericanos han gastado alrededor del 4 por ciento de sus producto Interno Bruto (PIB) sobre impuestos más bajos y otras medidas para limitar la gravedad de la crisis económica. El PIB del área caerá en un 9 por ciento a fines de 2020. La pobreza se encuentra en niveles no vistos en 15 años, informa la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe.

Mientras Brasil luchaba por lidiar con la crisis de salud de COVID-19, el gobierno ofreció $ 217 al mes a la mayoría de los ciudadanos. Quienes solicitaron la ayuda recibieron cuentas bancarias en línea para obtener el dinero. De los casi 100 millones de cuentas nuevas, el 40 por ciento se destinó a quienes nunca antes habían utilizado un banco.

Ha sido más difícil en otros países, como Perú. Alrededor del 60 por ciento de los peruanos no usan los bancos y el gobierno ha tenido problemas para brindar ayuda de emergencia. La mayoría de la gente tuvo que ir a un banco para obtener su dinero. En algunos lugares, los funcionarios del gobierno tuvieron que conducir de casa en casa.

“No teníamos un DaviPlata que quisiera abordar este problema”, dijo Liliana Casafranca. Se desempeña como asesora del Banco de la Nación, un gran banco del Perú.

El ex presidente Martín Vizcarra se ha fijado el objetivo de que todos los peruanos mayores de 18 años tengan una cuenta bancaria para el 2021. Los funcionarios esperan abrir un millón de cuentas nuevas para fin de año.

Soy Susan Shand.

The Associated Press informó esta historia. Susan Shand lo adaptó para aprender inglés. George Grow fue el editor.

_______________________________________________________________

Palabras en esta historia

gastos – n. el costo de algo

cuota – n. un costo específico vinculado a una acción

cuenta bancaria – n. un servicio de una institución financiera

aplicación – n. una aplicación utilizada en un teléfono inteligente o tableta

molestia – v. interesarse en

tender – v. hacer habitualmente o hacer un esfuerzo

producto Interno Bruto – n. la cantidad total de productividad de una nación

.

Ver Fuente

Related posts

‘Todo está destruido’: Iota llega a la isla de Providencia | America latina

Redacción

¿LatAm está listo para un rebote? Cuatro asesores eligen las inversiones para respaldar

Redacción

La primera exposición virtual 3D del Museo de Arte Latinoamericano celebra a las mujeres – Press Telegram

Redacción

Dejar Comentario