Somos Prensa
Baseball

Lindy McDaniel, relevista de Ace para equipos mediocres, muere a los 84 años

Lindy McDaniel, quien lanzó durante 21 años en las Grandes Ligas y se convirtió en uno de los relevistas más confiables del béisbol a pesar de los equipos en su mayoría mediocres para los que trabajó, murió el sábado en Carrollton, Texas. Tenía 84 años.

Su muerte, en un centro de atención de urgencia, fue causada por Covid-19, dijo su hijo Dale.

Un diestro larguirucho que generalmente dependía de romper cosas, McDaniel lanzó para un total de cinco equipos en ambas ligas (sus períodos más largos fueron con los Cardenales de San Luis y los Yankees) y tuvo éxito fuera del bullpen como hombre largo. y un cerrador en una era antes de lanzar la especialización.

Tenía solo 19 años cuando comenzó su carrera con los Cardinals en 1955, y en 1957 estaba en la rotación titular, ganando 15 juegos como sinker baller con un lanzamiento de brazo lateral a tres cuartos. En junio de ese año, su hermano de 18 años, Von, hizo su debut con el equipo, blanqueando a los Brooklyn Dodgers en dos hits en su primera apertura y luego un hit a los Piratas de Pittsburgh unas semanas después.

Los fanáticos de St. Louis estaban aturdidos ante la perspectiva de que los hermanos encabezaran la rotación, y se hicieron comparaciones con los anteriores hermanos estrella de los Cardinal, Paul y Dizzy Dean. La revista Life los proclamó «los increíbles McDaniel Boys». Pero las cosas no fueron así. La estrella de Von McDaniel cayó tan rápido como había subido, y se fue de las mayores para siempre en menos de un año. (Von murió de un ataque cardíaco en 1995 a los 56 años).

En cuanto a Lindy, su éxito como titular también fue efímero. El manager de los Cardinals, Solly Hemus, en mayo de 1959 lo envió al bullpen, donde comenzó a lanzar por encima del hombro. El cambio de movimiento también cambió su carrera.

McDaniel lideró la Liga Nacional con 16 salvamentos en 1959 y 27 en 1960, cuando llegó al Juego de Estrellas. El Sporting News lo nombró el mejor relevista del béisbol. Durante sus últimas 16 temporadas, comenzó solo 15 veces.

«Cuando lancé con ese movimiento del brazo, no tenía la velocidad suficiente para ponchar a los bateadores cuando estaba en un aprieto», dijo McDaniel a Arthur Daley de The New York Times en 1961, y agregó: «Como armador secundario, tenía un sinker , curva y deslizador. Como overhander, tengo una bola rápida, curva, forkball y curva de cambio «.

McDaniel fue cambiado a los Cachorros de Chicago después de la temporada de 1962 y tuvo un espléndido primer año con ellos, ganando 13 juegos y salvando 22, nuevamente un récord de liga. Otra buena temporada fue la primera con los Gigantes de San Francisco, en 1966, cuando ganó 10 juegos como relevista con una efectividad de 2.66; en un momento dado lanzó 20 in entradas consecutivas en blanco.

McDaniel comenzó una temporada de seis temporadas con los Yankees en 1968, un tramo magro para el equipo mientras las estrellas de sus años de gloria de la década de 1950 y principios de la de los 60, como Mickey Mantle, se desvanecían. En su última temporada en el Bronx, a los 37 años, McDaniel tuvo marca de 12-6 y lanzó 160 ⅓ entradas (incluidas tres aperturas en 47 apariciones) con una efectividad de 2.86 para un equipo que terminó por debajo de .500. Cerró su carrera jugando para los Kansas City Royals durante dos temporadas.

Su carrera incluyó algunas curiosidades y momentos destacados excepcionales. El 10 de mayo de 1959, lanzó para los Cardinals en ambos juegos de una doble cartelera contra los Cubs. Fue el lanzador perdedor en el primer juego y el ganador en el segundo, mientras que Elmer Singleton de los Cachorros ganó el primero y perdió el segundo, una casualidad simétrica que, según el sitio web baseball-reference.com, había ocurrido solo dos veces antes.

Lanzando para un humilde equipo de los Yankees en agosto de 1968, retiró a 32 bateadores consecutivos en cuatro juegos. Ese mismo año, lanzó siete entradas perfectas, del noveno al 15, en un juego de 19 entradas que terminó en un empate contra el primer lugar (y eventualmente campeón mundial) Detroit Tigers.

En total, McDaniel tuvo foja de 141-119 con 174 salvamentos en 987 apariciones. Solo cinco veces en 21 temporadas su equipo llegó al segundo lugar. Nunca jugó en la postemporada.

Lyndall Dale McDaniel nació en Hollis, Oklahoma, el 13 de diciembre de 1935. Sus padres, Newell y Ada Mae (Burk) McDaniel, eran cristianos profundamente observadores, y su madre, en particular, necesitó mucha persuasión antes de permitir su hijo para jugar béisbol profesional.

McDaniel, un atleta multideportivo, asistió a la Universidad de Oklahoma con una beca de baloncesto antes de firmar con los Cardinals por $ 50,000 (alrededor de $ 485,000 en dinero de hoy) como un llamado bebé de bonificación, la designación para los jugadores aficionados que firmaron contratos importantes y estaban obligados a ser colocado en una lista de ligas mayores en lugar de ser enviado a ligas menores. (La regla del bebé extra estuvo en vigor desde 1947 hasta 1965).

Durante su carrera en el béisbol, estudió para el ministerio en Abilene Christian University en Texas y Florida Christian University y finalmente fue ordenado por la Iglesia de Cristo. Predicó en varias congregaciones durante y después de su carrera, y durante muchos años publicó un boletín (luego un blog), “Pitching for the Master”, con reflexiones sobre religión y béisbol. Más recientemente, fue élder de la Iglesia de Cristo Lavon, una congregación de 50 miembros de Texas a unas 35 millas al noreste de Dallas. El matrimonio de McDaniel en 1957 con Oral Audrey Kuhn terminó en divorcio en 1979. Su segundo matrimonio, con Mary Alice Sewell, terminó con su muerte en 2008.

Además de su hijo Dale, de su primer matrimonio, a McDaniel le sobreviven su tercera esposa, Nancy (DeShazo) McDaniel; otros dos hijos de su primer matrimonio, Jonathan McDaniel y Kathi Watters; los hijos de su segunda esposa, a quienes adoptó, Suzy Miles y Joey McDaniel; 11 nietos; y cinco bisnietos.

En una entrada de 2014 en su blog, McDaniel recordó lo más destacado de su carrera. El 6 de junio de 1963, con los Gigantes visitando Chicago, salió del bullpen de los Cachorros en la décima entrada de un juego de empate con las bases llenas y un out y rápidamente sacó a Willie Mays de la segunda base. Luego ponchó al receptor gigante Ed Bailey para finalizar la entrada. Como primer bate en la parte baja del décimo, McDaniel golpeó la pelota sobre la cerca del jardín central, uno de los tres jonrones que alguna vez conectó, para ganar el juego, elevando a los Cachorros a un empate de primer lugar con San Francisco.

“No fue una mala tarde de trabajo en los ‘amigables confines de Wrigley Field’, como lo llamaría Ernie Banks”, escribió. «Por un breve momento, todo fue alegría en la tierra de Chicago».

Alex Traub contribuyó con el reportaje.

Ver Fuente

Related posts

Ha-Seong Kim predice el título de la Serie Mundial de los Padres

Redacción

Ty France deja a Astros en noveno lugar y los Marineros regresan y ganan 6-5

Redacción

Scott Boras dice cosas de Scott Boras sobre los Chicago Cubs

Redacción

Dejar Comentario